©2019 La Corona Invisible

Buscar
  • Rani

10 ideas para darle nombre a tu personaje

Actualizado: 24 de jul de 2019

Si estás escribiendo una historia (cuento, novela o derivados), tus personajes son - probablemente – los elementos más importantes, ¿no es así?

Por eso, elegir sus nombres es un tema de alta prioridad, lo que a veces nos lleva a los escritores a crisis emocionales y, sobretodo, a una gran pérdida de tiempo.


¡A NO DESANIMARSE!

El nombre perfecto para tu personaje está escondido en alguna parte, esperando que lo encuentres. Para facilitarte el proceso, acá te dejo 10 ideas para darle nombre a tus personajes (y para hacerte el trabajo un poco más liviano).

¿Listo para inspirarte?


(Antes de empezar: Si te resulta muy largo, podés descargar el PDF con los tips acá.)



1. Nombres de bebés y su significado:


Existen muchísimos libros y páginas web en donde se puede encontrar el significado de los nombres. Si personalidad y las circunstancias de tu personaje ya están (más o menos) definidas, podés elegir un nombre acorde.

Llamar Felicitas (cuyo significado es “felicidad, buena suerte, fortuna”) a un personaje que viene a salvar al mundo podría resultar apropiado.

¡O por el contrario! Llamar Dalia (“mujer hermosa, belleza”) a una muchacha muy fea o con alguna deformidad podría ser un recurso interesante que nos hable de otras características más personales de ese personaje.


¡BONUS! Pueden ser nombres en otros idiomas. (Ver: latín, griego… o quién sabe, tal vez incluso idiomas que nos resultan aún más ajenos al nuestro, como el islandés).



2. Nombre de algún personaje histórico o famoso:


Si tu personaje remite a alguna figura histórica, darle su primer nombre lo hace aún más familiar con respecto a éste. Lo mismo sucede con alguna figura destacable o reconocida de la actualidad.

Llamar Adolfo a un líder negativo puede remitir a Hitler, mientras que una familia entera con la letra K en su nombre nos puede hacer pensar en las mediáticas Kardashian.


¡BONUS! También pueden ser dioses o héroes mitológicos. (¿Qué les parece un personaje llamado Dios?)



3. Nombre de otro personaje de un libro, serie o peli:


Si sos MUY fanático de algún libro, serie o peli, no hay razón por la que no podrías hacerle honor con el nombre de alguno de tus personajes.

¿Qué tal Leia, para los fanáticos de Star Wars? La chica que le gusta al protagonista puede llamarse así. ¿Y Romeo, para los devotos de Shakespeare? Podría haber un personaje muy sentimental con ese nombre en tu historia.



4. Nombre de alguien que conozcas:


Como escritora, muchas veces se me acercan personas pidiéndome que escriba algún personaje basado en ellas. Si tu personaje refleja la personalidad de alguien que conocés, ¡no sería mala idea darle su nombre! Obviamente, hay que tener cuidado con lo que se va a decir de él… ;)



5. Nombre inspirado en la naturaleza:


¡La naturaleza es una mina de oro en cuanto a inspiración!

Pensá en nombres de animales. Puede ser alguno más tradicional, como Paloma… o algunos más arriesgados… ¿qué tal Tigre o Gacela?

Los nombres de flores también son lindos. Rosa y Jazmín son conocidos… pero Begonia y Girasol le pueden dar a tu personaje el toque especial que necesitan.

¡Y no hay por qué limitarse a eso! Especias, elementos naturales, astros… El cielo es tu límite. (También lo es el nombre “Cielo”).



6. Nombre inspirado en emociones y sentimientos:


Este tipo de nombres puede ayudar a definir bien la personalidad de tu personaje. Por eso, antes de arriesgarte a llamar “Gratitud” a alguien, aseguráte de que ésa sea la característica primordial que quieras darle.

También pueden ser derivados de emociones, como Allegra en lugar de Alegría.



7. Nombre de días de la semana o meses del año:


Esta opción es bastante más acotada (y arriesgada, tal vez), pero no por eso menos interesante. Si estás buscando un nombre original y llamativo, ésta es tu oportunidad.



8. Nombres de colores:


Se dice que los colores remiten a distintas emociones. También, que cada color tiene una vibración propia. Buscando el significado de cada color se puede llegar a tener una idea de si es la elección apropiada para el personaje que estás creando.



9. Combinaciones extrañas o poco frecuentes:


Si los nombres tradicionales no son lo suficientemente impactantes para tu personaje, una combinación de dos o más nombres podría ser la solución (en especial para escritores muy, pero muy indecisos).

Alexandrea (Alexa + Andrea) o Carlorenzo (Carlos + Lorenzo) forman nombres únicos para personajes también únicos.



10- Nombre elegido según la personalidad de sus padres:


Está buenísimo elegir el nombre de un personaje según su actitud o destino. Es verdad. Pero a veces también está buenísimo elegirlo según la personalidad y gustos de sus padres. Al fin y al cabo, los padres son los que eligen los nombres de sus hijos, ¿no?

Un nombre como Salvador puede indicarnos qué expectativas tenían los padres con respecto a nuestro personaje. Esas expectativas pueden cumplirse o no, dependiendo de lo que busquemos como escritores.



Así que la tarea de hoy es elegir entre estas 10 ideas cuál es la que más te motiva para elegir el nombre ideal… ¡y a trabajar!


¿Te gustó este artículo? Espero que te haya sido útil.

Te deseo suerte con la escritura, ¡y que encuentres un hermoso y genialísimo nombre para tu personaje!


Con cariño,

Rani




9 vistas