©2019 La Corona Invisible

Buscar
  • Rani

5 ideas para empezar a escribir tu novela... ¡YA!

Actualizado: 24 de jul de 2019

Tenés las ganas. Tenés el talento. Tenés la voluntad. Te decidiste a escribir tu primera novela, pero… ¡no sabés bien qué escribir!

A veces el problema es la falta de ideas.

A veces el problema es el EXCESO de ideas.


Así sea por un bloqueo de inspiración o por un desorden mental provocado por tu propia indecisión, estos 5 tips te pueden resultar útiles a la hora de arrancar:


(Si estás muy ansioso y necesitás la versión resumida, encontrá el PDF acá).



1. Escribí sobre lo que te gusta:


Obvio, ¿no? O no tan obvio…

A veces está de moda determinado género o determinado tipo de personaje y nos vemos casi obligados a adaptar nuestros gustos a las tendencias que todos siguen.

NO. LO. HAGAS.

¿Hay algo más molesto que leer 500 veces acerca de triángulos amorosos? ¿o del chico malo que se enamora de la chica buena?

Sí, es verdad. Muchas novelas tuvieron éxito siguiendo esas reglas, pero, ¿realmente quisieras tener éxito con algo que no te gusta?

Por eso, pensá cuál es tu género preferido; qué tipo de personaje te causaría admiración; qué eventos o sucesos te dejarían sin poder dormir de la intriga…

Después de todo, eso es lo que esperás causar en el lector, ¿o no?



2. Escribí sobre lo que conocés:


La realidad, es que los ávidos lectores somos personas muy exigentes. Cuando conocemos un tema en profundidad, no nos gusta encontrar errores cometidos por algún escritor que no sabe de lo que habla.

(Nota: una vez me enojé enormemente con una serie a causa de una MUY mala representación de la Argentina).

Y cuando nos encontramos frente a algo que no nos gusta, un único y minúsculo error basta para desatar las fieras que hay en nosotros y descalificar una novela, o toda una saga. Y, con las redes sociales tan presentes en nuestras vidas, a veces es inevitable encontrarse con críticas muy negativas basadas en simples errores que podrían haberse evitado muy fácilmente.

Por eso, es conveniente dominar un tema antes de empezar a escribir.


Hobbies, talentos, ocupaciones…

La escritura tal vez no es tu única pasión. Si te resulta familiar alguna actividad física o espiritual, por ejemplo, podés usarla como contexto. En mi caso, practico baile desde hace más de 10 años, por lo que escribir una novela basada en un grupo de bailarinas me resultaría cómodo y familiar. Además, fui a un colegio católico; conozco ese ambiente a la perfección como para escribir una saga entera (mucho más que otros escritores que lo hacen sin saber demasiado del tema…)

¡Aprovechá tu zona de confort! Para algo existe…

No quiere decir que no puedas inventarte un mundo ficticio, pero sí que lo tengas que conocer a fondo. Dedicá MUCHO tiempo a planificar personajes, ambiente y temas antes de lanzarte al vacío.



3. Escribí sobre lo que te gustaría leer:


Si sos de las personas que frecuentemente buscan un libro de determinado tema y no lo encuentran, este es tu momento: ¡tal vez deberías escribir ese libro que tanto ansiás leer!

Además, así como vos no podés esperar para leer algo así, seguramente haya otras personas que están esperando a que alguien como vos lo escriba.

¿De qué temas encontrás muy poco, o casi nada?

¿Cuál es tu “antojo de lectura” que todavía no pudiste cumplir?



4. Escribí sobre lo que te gustaría investigar:


NADIE. NACE. SABIENDO.

Ni siquiera los pocos afortunados que fueron bendecidos con más talento que muchos de nosotros. Para escribir, hay que leer e investigar. Mucho.

Por eso, si tenés algún interés específico que siempre vas postergando, ¡es momento de estudiar!

Por el contrario, no te recomiendo escribir una novela cuyos protagonistas sean médicos o abogados si no te interesa en lo más mínimo la Medicina o la Abogacía… POR FAVOR.

SÍ, aunque tu novela sea de amor y no tenga nada que ver con la profesión de tus protagonistas, es muy necesario que al menos haya un poco de conocimiento del tema. De lo contrario, el resultado va a ser como esas 56478 historias de amor vacías cuyos personajes se obsesionan exclusivamente uno con el otro y su alrededor no tiene importancia.

NO FABRIQUES PERSONAJES DE CARTÓN. Dales profesiones, hobbies, intereses… (y, para eso, por supuesto, estudiá un poco acerca de esos temas).



5. Inspirate en algo que NO te guste… ¡y mejoralo!


¡OJO! No hablo de plagio ni de fan-fiction (de fan-fiction voy a estar hablando en otro post más adelante).

Simplemente, hablo de inspiración.

¿Alguna vez leíste un libro muy malo, y pensaste “yo podría hacerlo mejor”? Tal vez tengas razón.

Si bien no es recomendable (ni ético) tomar toda la idea de un libro, una parte de la trama, un personaje o una situación particular pueden ser disparadores para tu novela.



Así que la tarea de hoy es elegir entre estos 5 el que más te motive… ¡y a trabajar!

Y si ya te sentís con ganas... este artículo te puede ayudar a encontrar la inspiración y ponerte a escribir tu novela YA!



¿Te gustó este artículo? Espero que te haya sido útil.

Te deseo suerte con la escritura, ¡y que encuentres la inspiración que necesitás para empezar a escribir!


Con cariño,

Rani




4 vistas