©2019 La Corona Invisible

Buscar
  • Rani

Lo que necesitás hacer antes de publicar tu novela

Actualizado: 22 de jul de 2019

Si ya tenés tu novela escrita... ¡te felicito! ¡Lograste lo que muchos sueñan!

Pero antes de publicar, dejáme darte un consejo:



Leé la novela en voz alta.

Suena raro, ¿no?

Leer tu novela en voz alta antes de publicarla (o incluso antes de mandarla a una editorial) te va a ayudar mucho más de lo que pensás.


Acá van algunos de los beneficios:



1- Te ayuda a darte cuenta de lo que sobra y de lo que falta


Vos ya conocés la historia. La planificaste, la escribiste, te obsesionaste, la releíste miles de veces. Pero tu público no la conoce aún. Puede que al leerla por primera vez, haya detalles que suenen redundantes, de la misma manera en la que algunos de los elementos que a vos te resultan "obvios", tal vez no lo son tanto.

Leer tu novela en voz alta es leerla de una manera nueva, distinta a la que te acostumbraste. Puede que suene ridículo, pero cuando nos acostumbramos a leer las mismas líneas en el mismo papel o la misma pantalla, nuestro cerebro hace que pasemos por alto varias cosas. En cambio, leerla en voz alta te va a ayudar a darte cuenta de los detalles que te perdiste.


(Aclaración para los introvertidos: NO, no es necesario leérsela a nadie. Con vos de público, alcanza)



2- Te asegura que la voz sea siempre la misma


Sea narrador en 1era o en 3era persona, esa "voz" que nos cuenta los hechos tiene que tener una coherencia a lo largo de toda la novela.

Leyendo en voz alta, tu entonación, tus expresiones e incluso tu velocidad al hablar van a llevar un estilo particular, que es el propio del narrador que creaste (puede coincidir con tu forma de hablar o no).

Si ves que durante la narración hay cosas que desentonan, sería bueno encontrar la manera de decir las cosas de otra forma, más adecuada para tu historia.




3- Te advierte si todo es muy monótono


Cuando las escenas pasan de una a otra sin que suceda nada... estamos frente a un problema.

En el momento en que tu historia te aburre - ¿adiviná qué? - también va a aburrirle a los futuros lectores.

Tal vez sea hora de agregarle un poco de acción a la historia, o modificar alguno de los personajes secundarios para que sirva de "comic relief". También sirve darle un poco más de dinamismo, que se puede realizar a través de diálogos, o un poco más de estabilidad, que se puede lograr a través de descripciones.



4- Si algo te da vergüenza... que se vaya


Si tus personajes hablan de manera muy anticuada; si hay escenas tan románticas que resultan excesivamente cursis; si algún hecho pasa de ser arriesgado a simplemente ridículo, creéme, te vas a dar cuenta.

En el momento en que estás leyendo en voz alta, no debería haber partes que te den vergüenza... ¡es TU novela, la de nadie más!

Si algo suena descolocado, es momento de cambiarlo.


Recordá: Siempre hay otra forma de escribir lo mismo. Intentá rehacer la escena que te molesta varias veces hasta dar con la indicada.



¡Pruébenlo! Háganme caso... Y, por supuesto, ¡cuéntenme cómo les fue!

Con cariño,

Rani




4 vistas